Publication:

LA NACION - 2021-09-15

Data:

El gobernador demócrata de California, frente a un revocatorio

EL MUNDO

El imperio de los sentidos, de Nagisa Oshima, hoy es considerado una obra maestra, pero pocas veces pudo ser exhibido completo por sus escenas explícitas de sexo. LOS ÁNGELES.– Los ciudadanos de California votaban anoche en un referéndum para decidir la destitución o permanencia del gobernador demócrata Gavin Newsom, en una elección especial que puso a prueba el poder de un Partido Republicano aún dominado por el expresidente Donald Trump en un estado profundamente demócrata. Newsom, que antes fue vicegobernador y alcalde de San Francisco, se vio forzado a luchar por su futuro político en apenas el segundo referéndum revocatorio para un gobernador en la historia del estado. La campaña para sacar al gobernador comenzó con un grupo republicano conservador y ganó fuerza durante la pandemia. Los conservadores, enojados por las políticas liberales de Newsom sobre los derechos LGBTQ, la inmigración y el crimen, se irritaron también por su decisión de cerrar las escuelas y exigir barbijos y vacunas contra el Covid-19. La destitución de Newsom, una figura popular en uno de los estados más liberales de Estados Unidos, daría nuevas alas a los republicanos y dispararía las alarmas entre los demócratas un año antes de las elecciones legislativas de 2022. Los últimos sondeos le daban un fuerte apoyo a Newsom. Una encuesta del viernes del Instituto de Estudios Gubernamentales de la Universidad de California en Berkeley mostró que el 60,1% de los votantes probables estaban a favor de la permanencia del gobernador en el cargo, frente al 38,5% en contra. Según el sistema californiano, en los referéndums revocatorios los votantes deben votar sí o no. Aquellos que van por la destitución luego deben elegir a su sucesor al contestar una segunda pregunta. El candidato con la mayor cantidad de votos –incluso si obtiene menos que la mayoría– lo reemplaza por el resto de su mandato. Este referéndum es apenas el segundo en la historia de California. El primero convirtió en gobernador al actor Arnold Schwarzenegger, en 2003. Schwarzenegger, que estuvo siete años, fue el último gobernador republicano del estado. La embestida para destituir a Newsom ganó fuerza al conocerse imágenes de una cena en un restaurante al parecer ignorando sus propias normas contra el Covid, lo que le valió que muchos lo tildaran de hipócrita. El presentador de radio republicano y partidario de Trump Larry Elder encabezó la lista de 46 candidatos de reemplazo. Elder prometió eliminar los requisitos para las vacunas y el uso de barbijos. El propio presidente demócrata Joe Biden voló anteayer a California para expresarle su apoyo y advertir a los votantes que si lo destituían se corría el riesgo de que asuma un gobernador con características de Trump. “Mantienen a Gavin Newsom como gobernador o instalan un Donald Trump”, dijo Biden en un acto en Long Beach. “Votar por el no (a la destitución) será proteger a California de Trump. La opción debería ser muy clara”, añadió. Newsom también apeló a mencionar al expresidente republicano, una figura detestada en California, en donde la cantidad de demócratas registrados duplica a la de los republicanos. “En California el trumpismo todavía está en la elección”, dijo el gobernador.

Images:

Categories:

LA NACION

© PressReader. All rights reserved.