Publication:

LA NACION - 2021-09-15

Data:

El vicegobernador de Manzur renunció a su candidatura y puede favorecer a la oposición

POLÍTICA

Fabián López

SAN MIGUEL DE TUCUMÁN.– En una movida sorpresiva y que genera preocupación en las filas del gobernador Juan Manzur, el vicegobernador Osvaldo Jaldo presentó ayer su “renuncia indeclinable” como precandidato a diputado nacional de la lista Todos por Tucumán, del Frente de Todos. En las PASO del domingo, Jaldo había logrado 190.124 votos, los suficientes para integrar la lista impulsada por Manzur que competirá en las legislativas nacionales del 14 de noviembre. Con su decisión, el vicegobernador tucumano confirmó que “es a muerte” su pelea con Manzur por la sucesión, que será en 2023, y que no está dispuesto a compartir una misma boleta electoral. Sin posibilidades de ser reelecto nuevamente gobernador, porque así lo establece la Constitución provincial, Manzur se inscribió como precandidato a senador suplente en la lista Lealtad Peronista, que encabeza el diputado saliente Pablo Yedlin. Se especula con que, corrimientos mediante, terminaría ocupando esa banca para asegurar su futuro político, mientras elige a un sucesor. Jaldo, en tanto, está decidido a pelear fuerte en 2023 contra el manzurismo para ser gobernador. La dimisión de Jaldo a su precandidatura a diputado preocupa al oficialismo provincial, porque podría implicar una sangría de votos en noviembre y le daría a Juntos por el Cambio la posibilidad de achicar la diferencia de 13 puntos que el kirchnerismo le sacó en las primarias y acrecentar sus chances de quedarse con dos de las tres bancas a senadores en juego. Con los resultados del domingo, la lista de Juntos por el Cambio será encabezada por el intendente de San Miguel de Tucumán, Germán Alfaro (Partido por la Justicia Social), en la categoría senadores, y por el intendente de Concepción, Roberto Sánchez (Ucr ), en la nómina de diputados. En la nota de renuncia que envió a la Junta Electoral del Frente de Todos, Jaldo adujo “cuestiones institucionales” y mencionó “la situación político-social que atraviesa la provincia”. Además, dijo que con su decisión apunta a “cumplir con la voluntad popular” por la cual fue elegido “para ocupar el cargo de vicegobernador de la Provincia de Tucumán”. Con otra nota en términos idénticos, también renunció indeclinable mente a su pre candidatura a diputado nacional el legislador provincial Roque Álvarez, quien estaba tercero en la lista encabezada por Jaldo. Por la ley de paridad, quien reemplazará a Álvarez en la lista del Frente de Todos será Agustín Fernández. Desde el entorno del vicegobernador explicaron a la nacion que Álvarez renunció a su precandidatura debido a que si resultaba electo diputado nacional debía ceder su banca en la Legislatura tucumana a la exdiputada nacional Miriam Gallardo, quien responde al gobernador Manzur. El último domingo, el Frente de Todos, sumando los votos de las listas de Manzur y de Jaldo, obtuvo el 48,68% de los sufragios (472.845), contra el 35,25% (342,438) de Juntos por el Cambio, donde compitieron tres listas. Tucumán fue una de las pocas provincias en las que el kirchnerismo salió airoso, en una elección que le fue sumamente adversa. Este año, Tucumán renovará a sus tres representantes en el Senado de la Nación, ya que dejarán sus bancas los oficialistas Beatriz Mirkin y José Alperovich, y la opositora Silvia Elías de Pérez (Juntos por el Cambio), y cuatro bancas en la Cámara de Diputados: las que hoy ocupan Pablo Yedlin (Frente de Todos), José Cano (Juntos por el Cambio), Mabel Carrizo (Frente de Todos) y Gladys Medina (Frente de Todos).

Images:

Categories:

LA NACION

© PressReader. All rights reserved.