Publication:

LA NACION - 2021-09-15

Data:

Javier Milei. “A los liberales les resultará incómodo votar la lista de Juntos por el Cambio”

POLÍTICA

Texto Lucila Marin | Foto Hernán Zenteno

Como las celebrities, Javier Milei tiene su ángulo preferido para las fotos. “Picadito desde arriba”, repiten sus colaboradores. Tras conseguir el 13,6% de los votos en las PASO de la ciudad de Buenos Aires, el economista confía en continuar mirando alto: dice que peleará para quedarse con los votos de Ricardo López Murphy, con el objetivo de llevar el liberalismo a la práctica, al que define como “la máquina de la prosperidad”. En una entrevista con la nacion, el economista se define “filosóficamente” como “anarcocapitalista”, pero aclara: “Como en la vida real, tengo los pies sobre la tierra, soy minarquista”. En sus discursos habla de teoría, nombra a Hegel, Mises, Hayek y Smith, pero acude a otro manual a la hora de disparar contra “los socialistas”, un conglomerado que en su mente va más allá de los límites convencionales: “Los socialistas de malos modales, el kirchnerismo, y el socialismo cool, las palomas de Cambiemos”. –¿Cómo interpretó la votación? –Es el veredicto de mercado y estamos felices de que el 25% de los porteños se hayan inclinado por las ideas de la libertad, hoy son la segunda fuerza. –¿Están sumando los votos de Ricardo López Murphy? –Nosotros hablamos de votos del liberalismo. –¿Van a poder captar esos votos en las generales? –Me parece que a los liberales les resultaría bastante incómodo [votar a Juntos por el Cambio]. Si mirás los primeros diez lugares de la lista y nueve tienen afinidad con la izquierda, está claro que la solución no pasa por un espacio que en el fondo se trata de mostrar tibio, pero no son ni más ni menos que kirchneristas de buenos modales. Chatean con kirchneristas, hablan con kirchneristas, tienen amigos kirchneristas y cuando tuvieron que votar votaron igual que los kirchneristas. Aquellos liberales que estén comprometidos a acompañar expresiones liberales casi que no tendrían ni que dudar de que el verdadero liberalismo está en La Libertad Avanza. –Rodríguez Larreta dice que ellos son los únicos que pueden ponerle freno al kirchnerismo –Eso a los liberales debería molestarles bastante, porque es una posición muy totalitaria, implica la negación de que hay otras expresiones que no son la que él lidera. Eso es alimentar la grieta de la cual muchos políticos que viven de la política se benefician. Yo me pregunto: ¿eso es una verdadera oposición? ¿De quién es la ley de alquileres, la ley de góndolas, de teletrabajo, del impuesto a la renta financiera? ¿Quién dijo que iba a ir a buscar a los que violaron la cuarentena casa por casa, puso un 911 para delatar a los vecinos que no la cumplían e invitaba a los encargados de edificios a denunciar? ¿Quién es que ha subido tanto los impuestos y además ha endeudado la ciudad de manera descomunal? ¿Dónde está la diferencia? ¿Por qué no miramos un discurso de Chávez y los comparamos con las cosas que dicen [María Eugenia] Vidal y Larreta? –¿Son similares a Chávez? –Si les das un discurso de Chávez y no les decís, te lo firman sin problema, porque no tienen la claridad conceptual en términos ideológicos y en el fondo de lo que no se dan cuenta es de que esa negación conduce al socialismo, cualquier solución intermedia siempre tiende a más socialismo. Vas a ir al mismo lugar, la única diferencia es la velocidad. El socialismo duro, de malos modales, el kirchnerismo, te va a llevar más rápido a Venezuela. El socialismo de buenos modales, de Vidal y Larreta, te va a llevar al mismo lugar pero más lento. –¿Cómo piensa actuar en el Congreso? ¿Buscará acuerdos? –Yo no tengo ni que dialogar ni que acordar nada con inmorales porque mi planteo de la política es un planteo moral. No te voy a subir los impuestos, no voy a ir contra tu libertad, propiedad. Esto que parece tan básico, ni el socialismo de malos modales/kirchnerismo ni el socialismo cool/las palomas de Cambiemos, ninguno te lo puede asegurar. Todos han subido impuestos, han violado la propiedad y la libertad. –Pero a la hora de pasar una ley propia van a necesitar sus votos. –No me importa, porque yo voy a hacer un planteo moral. Voy a presentar una reforma financiera que termine con el Banco Central. Si vos no la querés, explicale a la sociedad por qué le querés robar cinco puntos del PBI con el impuesto inflacionario. Esa discusión de índole moral va a servir para saber quiénes son los corruptos, delincuentes, que quieren vivir del fruto del trabajo ajeno, y los que estamos a favor de la libertad, del mérito, de ser responsable de tu propio futuro, quiénes son los inmorales y quiénes somos los que trabajamos por el bien del país. –¿Por qué cree que obtuvieron mayor apoyo en los barrios del sur que en el norte de la ciudad? –No me sorprendió. Una de las decisiones que hubo que tomar en un momento era a dónde teníamos que caminar y yo dije que quería caminar en el sur, porque el liberalismo nació para liberar a los oprimidos del yugo de los monarcas tiranos. La Argentina, con una democracia que claramente está fallida, donde el presidente se convirtió en un tirano, el Congreso en una oligarquía y la Justicia no les está poniendo límites, justamente el lugar era ir a rescatar a los que ya no tienen a dónde más caerse. El liberalismo es la máquina de sacar gente de la pobreza, es la máquina de la prosperidad.

Images:

Categories:

LA NACION

© PressReader. All rights reserved.