Publication:

LA NACION - 2021-09-15

Data:

El desafío compartido

DEPORTES

Claudio Mauri LA NACION

Messi y PSG abren el camino de su obsesión: conquistar la Champions League Durante sus últimos años en Barcelona, Lionel Messi admitió con un tono de insatisfacción que podría haber ganado alguna Champions League más. Tiene clavada esa espina, arrastra esa deuda, si bien levantó cuatro Orejonas, una cosecha que colmaría las expectativas de cualquier otro futbolista. No las de Messi, que siempre compite por los títulos, sobre todo si el que se le resiste desde hace seis años es el más importante en el nivel de clubes de Europa. Por la bendita Champions, Messi quiso irse de Barcelona en 2020 después de pasar vergüenza deportiva con el 8-2 que le asestó Bayern Munich. Se quedó –contra su voluntad– y comprobó que un club que económicamente se desangraba ya no estaba en condiciones de competir de igual a igual contra las grandes estructuras del continente. No les faltó orgullo deportivo, ni a él ni a Barcelona, cuando en la temporada pasada los eliminó en los octavos de final Paris Saint-germain, tras una exhibición de Kylian Mbappé en el Camp Nou. Messi estaba dispuesto este curso a seguir intentándolo con Barcelona, pero se encontró con la sorpresa de que Joan Laporta le dijo que no había dinero para renovar su contrato. Desde ese mismo momento, los caminos de Messi y Paris Saintgermain confluyeron sin sortear ningún obstáculo. No solo era una nueva salida laboral con un rápido entendimiento económico. También hubo una coincidencia plena en cuanto a los objetivos: la obsesión de Messi con la Champions calza como un guante con la prioridad del club por coronar el millonario proyecto qatarí con el título europeo que le falta para ser incorporado a la galería de ilustres ganadores. El primer paso de este recorrido que despierta un interés planetario será hoy en Bélgica, curiosamente ante un rival distinto de los 45 que enfrentó con Barcelona durante 149 partidos, con 120 goles y 35 asistencias. Brujas, campeón de la liga belga pasada y puntero en la actual, recibirá a PSG desde las 16 de la Argentina, con televisación de ESPN. El calendario empieza a apurar. La exigencia para Messi viene acompañada de una necesaria adecuación a su nuevo equipo, con el que solo acumula media hora frente Reims, cuando ingresó en un partido que ya estaba encarrilado con los goles de Mbappé. Entre tantos atractivos, uno pasa por el primer partido como titular del rosarino, aunque Mauricio Pochettino no lo quiso confirmar. “Es posible que pongamos a Messi, Mbappé y Neymar. Tenemos que evaluarlo”, expresó el técnico argentino en la conferencia de prensa. Finalmente, Messi volverá a compartir un equipo con Neymar, ambos integrantes del tridente que completaba Luis Suárez en la conquista de la Champions 2015. A Messi le queda tan lejos ese título que no hace más que incrementar su deseo de volver a ganarlo. Desde entonces, Atlético de Madrid, Juventus, Roma, Liverpool, Bayern Munich y PSG lo sumieron en el desconsuelo, más de una vez con durísimas derrotas. La ambición de Messi es la misma que la de PSG, que con el rosarino aspira a subir los peldaños que le faltaron en las últimas dos temporadas: final contra Bayern Munich en 2020 y semifinal frente a Manchester City en 2021. Mientras la megalomanía corre por cuenta del estado qatarí con su respirador económico, Pochettino no se sale de la prudencia: “No somos todavía un equipo consolidado. Hace falta trabajo para igualar lo que hizo Chelsea”. Pochettino admitió que está ante una gran responsabilidad en una situación de privilegio: “En los doce años que llevo entrenando esta es la situación más favorable, en otros equipos no tenía tantas opciones. Con estos jugadores no me voy a quejar de lo que tengo”. Esto le permite al entrenador nacido en Murphy no tener que lamentarse mucho por la ausencia de Ángel Di María, suspendido por tres partidos. Tampoco estará Verratti, lesionado, por lo cual Paredes podría ser titular. Luego de Brujas, la Zona A le propone a PSG un choque de alto voltaje, ante Manchester City, el 28 de este mes. “No estoy pensando ahora en PSG”, frenó Guardiola la ansiedad periodística, en la víspera de recibir a Leipzig. Hoy es tiempo para que Messi y PSG empiecen a unir en la cancha el sueño compartido de conquista europea.

Images:

Categories:

LA NACION

© PressReader. All rights reserved.